Diversión y Recreación

Cita 1

“El cristiano verdadero no tendrá deseos de entrar en ningún lugar de diversión ni participar de ningún placer sobre los cuales no pueda pedir la bendición de Dios. No se lo hallará en el teatro, el salón de billar, o la cancha de bolos. No participará en el baile o en ningún otro placer que borre a Cristo de la mente. A aquellos que abogan por estas clases de diversiones les digo: No podemos participar de ellas en el nombre de Jesús de Nazaret…. Ningún cristiano desearía que la muerte lo sorprendiera en un lugar tal. Ninguno desearía hallarse allí cuando Cristo venga.”—The Adventist Home, 515, 516.


Cita 2

“Entre las compañías frecuentadas por los seguidores de Cristo para obtener recreación cristiana, y las reuniones mundanas para obtener placer y diversión, existirá un notable contraste. En vez de la oración y mención del nombre de Cristo y de las cosas sagradas, se oirá de los labios de los mundanos, la risa insensata y la conversación trivial. El objeto es divertirse en forma general.”—Consejos para los Maestros Padres y Alumnos acerca de la Educación Cristiana, 256.


Cita 3

“No permitáis que ninguna diversión o la compañía de otros se interponga entre vosotros y Jesús, vuestro mejor amigo…. Cuando sintáis la inclinación natural de satisfacer algún deseo egoísta, tomad al Señor por vuestro consejero y preguntaos: ‘¿Agradará esto a Jesús? ¿Aumentará esto mi amor hacia mi mejor Amigo? ¿Entristecerá esta acción mía al amado Salvador? ¿Me separará de su compañía? ¿Me acompañará Jesús a este lugar de diversión donde todo será liviandad y regocijo, donde no se ofrecerá nada de carácter religioso, nada serio, ningún pensamiento acerca de las cosas de Dios?’”—The Youth’s Instructor, 19 de julio de 1894.


Cita 4

“Los cristianos tienen muchas fuentes de felicidad a su disposición y pueden determinar con inequívoca exactitud qué placeres son legítimos y correctos. Pueden disfrutar de recreaciones que no disipen la mente, ni degraden el alma, ni dejen una influencia ulterior que tienda a destruir el respeto propio y menoscabar la propia utilidad.”—Fundamentals of Christian Education, 84.


Cita 5

“En todos nuestros momentos de recreación debiéramos obtener de la Fuente Divina de fuerza, nuevo valor y poder para elevar mejor nuestras vidas hacia la pureza, la verdadera bondad y la santidad.”—Mensajes para los Jóvenes, 362.


Cita 6

“Las horas que con tanta frecuencia se dedican a las diversiones que no refrigeran ni el cuerpo ni el alma, debieran dedicarse a visitar a los pobres, los enfermos y los dolientes, o a ayudar a algún necesitado.”—Joyas de los Testimonios 2:514.


 

GS – 11/25/2022

 

*Las citas de este libro se actualizan constantemente

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s