La Inmortalidad

Cita 1

“En el error fundamental de la inmortalidad natural, descansa la doctrina del estado consciente de los muertos, doctrina que, como la de los tormentos eternos, está en pugna con las enseñanzas de las Sagradas Escrituras, con los dictados de la razón y con nuestros sentimientos de humanidad…. ¿Qué dicen las Sagradas Escrituras a este respecto? David declara que el hombre no es consciente en la muerte: ‘Sale su espíritu, y él se torna en su tierra; en ese mismo día perecen sus pensamientos.’ “Cuando, en respuesta a sus oraciones, la vida de Ezequías fue prolongada por quince años, el rey agradecido, rindió a Dios un tributo de alabanzas por su gran misericordia. En su canto de alabanza, dice por qué se alegraba: ‘No te ha de alabar el sepulcro; la muerte no te celebrará; ni esperarán en tu verdad los que bajan al hoyo. El viviente, el viviente sí, él te alabará, como yo, el día de hoy.’ La teología de moda presenta a los justos que fallecen como si estuvieran en el cielo gozando de la bienaventuranza y loando a Dios con lenguas inmortales; pero Ezequías no veía tan gloriosa perspectiva en la muerte…. “San Pedro, en el día de Pentecostés, declaró que el patriarca David ‘murió y fue enterrado, y su sepulcro está en medio de nosotros hasta el día de hoy. Porque David no subió a los cielos.’ El hecho de que David permanecerá en el sepulcro hasta el día de la resurrección, prueba que los justos no van al cielo cuando mueren.”—Seguridad y Paz en el Conflicto de los Siglos, 600-602.


Cita 2

“La teoría de la inmortalidad del alma fue una de aquellas falsas doctrinas que Roma tomara del paganismo para incorporarla en el cristianismo. Martín Lutero la clasificó entre ‘las fábulas monstruosas que forman parte del estercolero romano’ de las decretales. Comentando las palabras de Salomón en el Eclesiastés, de que los muertos nada saben, el reformador dice: ‘… pues los muertos descansan, sin contar ni los días ni los años: pero cuando se despierten les parecerá como si apenas hubiesen dormido un momento.’ FV 177.2


Cita 3

La fiesta celebrada en casa de Simón atrajo a muchos judíos porque sabían que Cristo estaba allí. Y vinieron no solamente para ver a Jesús, sino a Lázaro, a quien había resucitado. La resurrección de Lázaro fue el milagro culminante de la vida de Cristo. La nación judía había recibido su última prueba. Lázaro había sido resucitado de entre los muertos para dar testimonio en favor de Cristo.

Muchos pensaron que Lázaro tendría un maravilloso incidente que relatar. Estaban sorprendidos de que no les dijera nada. Pero Lázaro no tenía nada que decir. La pluma que movió la inspiración nos ha dado luz acerca de este punto: “Los muertos nada saben… su amor y su odio… fenecieron ya”. Eclesiastés 9:5, 6.

Manuscrito 47, del 20 de mayo de 1887, “Judas”. (Cada Día con Dios – 20 de Mayo).

NOTA: En nuestros días modernos hay personas que supuestamente han muerto por minutos y  han vuelto a la vida, y escriben grandes libros de esas cortas experiencias. La experiencia de Lázaro era suficiente para escribir una enciclopedia, pero pasó todo lo contrario, El no dice nada. Es que no hay nada que decir ya que de acuerdo a la Biblia, lo muertos no saben nada.


Cita 4

Y si os dijeren: Preguntad a los encantadores y a los adivinos, que susurran hablando, responded: ¿No consultará el pueblo a su Dios? ¿Consultará a los muertos por los vivos? Isaías 8:19.

El espiritismo es la obra maestra del engaño. Es la mentira más fascinante y de más éxito de Satanás, calculada para lograr la simpatía de los que han depositado a sus amados en la tumba. Ángeles impíos vienen asumiendo la forma de esos amados, y relatan incidentes relacionados con sus vidas, y llevan a cabo actos que ellos realizaron mientras estaban vivos. De ese modo inducen a las personas a creer que sus amigos fallecidos son ángeles que están volando por encima de ellos y que se pueden comunicar con ellos. Estos ángeles impíos, que pretenden ser los amigos desaparecidos, reciben un cierto grado de idolatría, y para muchos sus palabras tienen más peso que la Palabra de Dios. De ese modo se induce a hombres y mujeres a rechazar la verdad, y a escuchar “a espíritus engañadores”.

La Palabra de Dios declara en términos positivos que “los que viven saben que han de morir; pero los muertos nada saben, ni tienen más paga; porque su memoria es puesta en olvido. También su amor y su odio y su envidia fenecieron ya; y nunca más tendrán parte en todo lo que se hace debajo del sol”. Eclesiastés 9:5. Este claro texto contradice directamente las enseñanzas del espiritismo, y si se le prestara atención, salvaría muchas almas de las trampas del enemigo. Muchos están incursionando en el espiritismo simplemente por curiosidad. No tienen verdadera fe en él, y retrocederían horrorizados ante la idea de convertirse en mediums, pero se están aventurando en terreno prohibido y peligroso. Cuando se encuentran bien entrampados en la red del enemigo, descubren que están sometidos a un poder que convierte a sus siervos en los más abyectos esclavos, y nada puede librarlos de él sino el poder de Dios.

Nuestra única seguridad consiste en confiar en Dios sin duda alguna y en seguir fielmente las instrucciones de su Palabra. La Biblia es la única carta que señala la senda estrecha que evita los abismos de la destrucción… ¡Qué amor, qué amor maravilloso que Dios soporte la perversidad de su pueblo y envíe ayuda a cada alma que desea hacer su voluntad y abandonar el pecado! … Si el hombre quisiera colaborar con los representantes del cielo, saldría más que vencedor. Seres caídos como somos, capaces de cometer los crímenes más horribles, podernos llegar a ser, sin embargo, vencedores.

—The Signs of the Times, 26 de agosto de 1889. (Cada Día con Dios – 26 de Agosto).


*Las citas de este libro se actualizan constantemente

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s