El Fuerte Pregón

Cita 1

Dios tiene joyas en todas las iglesias, y no nos corresponde lanzar arrolladoras acusaciones contra el llamado mundo religioso.—Comentario Bíblico Adventista 4:1205 (1893).


Cita 2

El Señor tiene sus representantes en todas las iglesias. No se les han presentado a estas personas las verdades especiales, que son la piedra de toque para estos últimos días, en circunstancias que despierten convicción en su corazón y en su mente; por lo tanto, al rechazar la luz, no han cortado su relación con Dios.—Testimonies for the Church 6:70-71 (1900).


Cita 3

Entre los católicos hay muchos que son cristianos muy concienzudos y que caminan en toda la luz que brilla sobre ellos, y Dios obrará en su favor.—Testimonies for the Church 9:243 (1909).


Cita 4

En el capítulo 18 del Apocalipsis se exhorta al pueblo de Dios a que salga de Babilonia. Según  este pasaje de la Escritura, muchos del pueblo de Dios deben estar aún en Babilonia. ¿Y en qué comunidades religiosas se encuentra actualmente la mayoría de los discípulos de Cristo? Sin duda alguna, en las varias iglesias que profesan la fe protestante.—Seguridad y Paz en el Conflicto de los Siglos, 433 (1911).


Cita 5

A pesar de las tinieblas espirituales y del alejamiento de Dios que se observan en las iglesias que constituyen Babilonia, la mayoría de los verdaderos discípulos de Cristo se encuentran aún en el seno de ellas.—Seguridad y Paz en el Conflicto de los Siglos, 441 (1911). . EUD 169-EUD 170.


Cita 6

Más de mil personas se convertirán en un solo día, la mayor parte de las cuales adjudicarán sus primeras impresiones a la lectura de nuestras publicaciones. El Evangelismo, 503 (1885).


Cita 7

Los resultados de la circulación de este libro [El conflicto de los siglos] no han de juzgarse por lo que ahora se ve. Leyéndolo, algunas almas serán despertadas y tendrán valor para unirse de inmediato con los que guardan los mandamientos de Dios. Pero un número mucho mayor que lo lea no tomará su decisión hasta que vea que los propios acontecimientos que han sido predichos están ocurriendo. El cumplimiento de algunas de las predicciones inspirará fe de que otras también se cumplirán, y cuando la tierra sea alumbrada con la gloria del Señor, en la hora final, muchas almas harán su decisión con respecto a los mandamientos de Dios como resultado de este instrumento.—El Colportor Evangélico, 178-179 (1890).


Cita 8

Es también, en gran medida, por medio de nuestras imprentas cómo debe cumplirse la obra de aquel otro ángel que baja del cielo con gran potencia y alumbra la tierra con su gloria. Apocalipsis 18:1—Joyas de los Testimonios 3:142 (1902).


Cita 9

Debemos reunirnos en derredor de la cruz. Cristo y Cristo crucificado debe ser el tema de contemplación, conversación y de la más gozosa emoción. Debemos realizar estas reuniones especiales con el propósito de mantener fresco en nuestro pensamiento todo lo que recibimos de Dios y expresar nuestra gratitud por su gran amor, nuestra disposición a confiárselo todo a la mano que fue clavada en la cruz por nosotros. Debemos aprender aquí el lenguaje de Canaán, cantar los himnos de Sión. Por el misterio y la gloria de la cruz podremos estimar el valor del hombre, y entonces estaremos en condiciones de apreciar la importancia de trabajar por nuestros semejantes, a fin de que ellos sean exaltados al trono de Dios. (Testimonios para la Iglesia 4:462 (1880). 1JT 275.2


Cita 10

Cuando la iglesia haya dejado de merecer el reproche de indolencia y pereza, el Espíritu de Dios se manifestará misericordiosamente. La potencia divina será revelada. La iglesia verá las dispensaciones providenciales del Señor de los ejércitos.—Joyas de los Testimonios 3:308 (1909).


Cita 11

Cuando las iglesias lleguen a ser iglesias vivientes y laboriosas, se les dará el Espíritu Santo en respuesta a su sincero pedido […]. Entonces se abrirán las ventanas del cielo para los aguaceros de la lluvia tardía.—(The Review and Herald, 25 de febrero de 1890).


Cita 12

El Señor tiene sus representantes en todas las iglesias. No se les han presentado a estas personas las verdades especiales, que son la piedra de toque para estos últimos días, en circunstancias que despierten convicción en su corazón y en su mente; por lo tanto, al rechazar la luz, no han cortado su relación con Dios.—Testimonies for the Church 6:70-71 (1900).


Cita 13

Muchas almas diseminadas entre las congregaciones religiosas respondieron al llamamiento y salieron presurosas de las iglesias sentenciadas, como Lot salió presuroso de Sodoma antes de la destrucción de esa ciudad.—Primeros Escritos, 278-279 (1858).


Cita 14

En la hora undécima habrá miles que encontrarán y reconocerán la verdad […]. Estas conversiones a la verdad se realizarán con una rapidez que sorprenderá a la iglesia, y únicamente el nombre de Dios será glorificado.—Mensajes Selectos 2:16 (1890).


Cita 15

Habrá miles convertidos a la verdad en un día, los cuales, en la undécima hora, verán y reconocerán la verdad y los movimientos del Espíritu de Dios.—The Ellen G. White 1888 Materials, 755 (1890).


Cita 16

Entre los católicos hay muchos que son cristianos muy concienzudos y que caminan en toda la luz que brilla sobre ellos, y Dios obrará en su favor.—Testimonies for the Church 9:243 (1909).


Cita 17

Habrá muchos que saldrán de las filas del mundo, de las diferentes iglesias—aun de la Iglesia Católica—, cuyo celo excederá en mucho al de los que han estado hasta ahora en las filas para proclamar la verdad.—Mensajes Selectos 3:441 (1889).


Cita 18

Entre los paganos hay quienes adoran a Dios ignorantemente, quienes no han recibido jamás la luz por un instrumento humano, y sin embargo no perecerán. Aunque ignorantes de la ley escrita de Dios, oyeron su voz hablarles en la naturaleza e hicieron las cosas que la ley requería. Sus obras son evidencia de que el Espíritu de Dios tocó su corazón, y son reconocidos como hijos de Dios.

¡Cuánto se sorprenderán y alegrarán los humildes de entre las naciones y entre los paganos, al oír de los labios del Salvador: “En cuanto lo hicisteis a uno de estos mis hermanos pequeñitos, a mí lo hicisteis”! ¡Cuán alegre se sentirá el corazón del Amor Infinito cuando sus seguidores le miren con sorpresa y gozo al oír sus palabras de aprobación!—El Deseado de Todas las Gentes, 592-593 (1898).


Cita 19

En el capítulo 18 del Apocalipsis se exhorta al pueblo de Dios a que salga de Babilonia. Según  este pasaje de la Escritura, muchos del pueblo de Dios deben estar aún en Babilonia. ¿Y en qué comunidades religiosas se encuentra actualmente la mayoría de los discípulos de Cristo? Sin duda alguna, en las varias iglesias que profesan la fe protestante.—Seguridad y Paz en el Conflicto de los Siglos, 433 (1911).


Cita 20

A pesar de las tinieblas espirituales y del alejamiento de Dios que se observan en las iglesias que constituyen Babilonia, la mayoría de los verdaderos discípulos de Cristo se encuentran aún en el seno de ellas.—Seguridad y Paz en el Conflicto de los Siglos, 441 (1911).


Cita 21

El suscitará hombres y mujeres entre la gente corriente para hacer su obra, así como en la antigüedad llamó a pescadores para que fuesen sus discípulos. Pronto habrá un despertar que sorprenderá a muchos. Aquellos que no comprenden la necesidad de lo que debe hacerse, serán pasados por alto, y los mensajeros celestiales trabajarán con aquellos que son llamados gente común, capacitándolos para llevar la verdad a muchos lugares.—Manuscript Releases 15:312 (1905).


Cita 22

En la solemne obra final, pocos grandes hombres serán ocupados […]. Dios realizará una obra en nuestros días que apenas unos pocos anticipan. Suscitará y exaltará entre nosotros a aquellos que son enseñados por la unción de su Espíritu antes que por la preparación externa de parte de instituciones científicas. No se debe despreciar ni condenar estos medios; Dios los ha ordenado, pero solo pueden proveer las calificaciones externas. Dios manifestará que no depende de seres mortales doctos y engreídos.—Testimonies for the Church 5:80, 82 (1882).


Cita 23

Únicamente se les dará luz a las almas que están buscando fervientemente la luz y que aceptan con alegría todo rayo de iluminación divina procedente de su santa Palabra. Es mediante esas almas que Dios revelará esa luz y poder que iluminará toda la tierra con su gloria.—Testimonies for the Church 5:729 (1889).


Cita 24

Lo que se necesita es disciplina de espíritu y limpieza de corazón y pensamiento. Esto es de más valor que el talento brillante, el tacto o el conocimiento. Una mente corriente, educada para obedecer un “Así dice el Señor”, está mejor calificada para la obra de Dios que aquellos que tienen aptitudes, pero que no las emplean correctamente.—The Review and Herald, 27 de noviembre de 1900.


Cita 25

Los obreros serán calificados más bien por la unción de su Espíritu que por la educación en institutos de enseñanza. Habrá hombres de fe y oración que se sentirán impelidos a declarar con santo entusiasmo las palabras que Dios les inspire.—Seguridad y Paz en el Conflicto de los Siglos, 664 (1911). . EUD 174.4-EUD 175.3


Cita 26

“Estad quietos, y conoced que yo soy Dios”. Salmos 46:10. NB 280.1

Me fue mostrado que si los hijos de Dios no hacen esfuerzo de su parte, sino que aguardan a que el refrigerio venga sobre ellos y elimine sus males y corrija sus errores; si confían en que esto los limpiará de la inmundicia de la carne y del espíritu, y los hará idóneos para dedicarse al fuerte clamor del tercer ángel, serán hallados faltos. El refrigerio o poder de Dios desciende únicamente sobre aquellos que se han preparado para ello haciendo la obra que Dios les invita a hacer, que consiste en purificarse de toda inmundicia de la carne y del espíritu y en perfeccionar su santidad en el temor de Dios.  Joyas de los Testimonios 3:214


Cita 27

Los resultados de la circulación de este libro [El conflicto de los siglos] no han de juzgarse por lo que ahora se ve. Leyéndolo, algunas almas serán despertadas y tendrán valor para unirse de inmediato con los que guardan los mandamientos de Dios. Pero un número mucho mayor que lo lea no tomará su decisión hasta que vea que los propios acontecimientos que han sido predichos están ocurriendo. El cumplimiento de algunas de las predicciones inspirará fe de que otras también se cumplirán, y cuando la tierra sea alumbrada con la gloria del Señor, en la hora final, muchas almas harán su decisión con respecto a los mandamientos de Dios como resultado de este instrumento .—El Colportor Evangélico, 178-179 (1890).


Cita 28

Más de mil personas se convertirán en un solo día, la mayor parte de las cuales adjudicarán sus primeras impresiones a la lectura de nuestras publicaciones. El Evangelismo, 503 (1885).


Cita 29

Es también, en gran medida, por medio de nuestras imprentas cómo debe cumplirse la obra de aquel otro ángel que baja del cielo con gran potencia y alumbra la tierra con su gloria. Apocalipsis 18:1—Joyas de los Testimonios 3:142 (1902).


Cita 30

El suscitará hombres y mujeres entre la gente corriente para hacer su obra, así como en la antigüedad llamó a pescadores para que fuesen sus discípulos. Pronto habrá un despertar que sorprenderá a muchos. Aquellos que no comprenden la necesidad de lo que debe hacerse, serán pasados por alto, y los mensajeros celestiales trabajarán con aquellos que son llamados gente común, capacitándolos para llevar la verdad a muchos lugares.—Manuscript Releases 15:312 (1905).


Cita 31

En la solemne obra final, pocos grandes hombres serán ocupados […]. Dios realizará una obra en nuestros días que apenas unos pocos anticipan. Suscitará y exaltará entre nosotros a aquellos que son enseñados por la unción de su Espíritu antes que por la preparación externa de parte de instituciones científicas. No se debe despreciar ni condenar estos medios; Dios los ha ordenado, pero solo pueden proveer las calificaciones externas. Dios manifestará que no depende de seres mortales doctos y engreídos.

—Testimonies for the Church 5:80, 82 (1882).


Cita 32

Únicamente se les dará luz a las almas que están buscando fervientemente la luz y que aceptan con alegría todo rayo de iluminación divina procedente de su santa Palabra. Es mediante esas almas que Dios revelará esa luz y poder que iluminará toda la tierra con su gloria.

—Testimonies for the Church 5:729 (1889).


Cita 33

Los obreros serán calificados más bien por la unción de su Espíritu que por la educación en institutos de enseñanza. Habrá hombres de fe y oración que se sentirán impelidos a declarar con santo entusiasmo las palabras que Dios les inspire.

—Seguridad y Paz en el Conflicto de los Siglos, 664 (1911). . EUD 174.4-EUD 175.3


Cita 34

Lo que se necesita es disciplina de espíritu y limpieza de corazón y pensamiento. Esto es de más valor que el talento brillante, el tacto o el conocimiento. Una mente corriente, educada para obedecer un “Así dice el Señor”, está mejor calificada para la obra de Dios que aquellos que tienen aptitudes, pero que no las emplean correctamente.

—The Review and Herald, 27 de noviembre de 1900.


*Las citas de este libro se actualizan constantemente

Un comentario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s