Amistades

Cita 1

La exposición de tus palabras alumbra; hace entender a los simples. Salmos 119:130.

Cuanto más a menudo se lee el Nuevo Testamento, más instructivo es. Ninguno se cansa de sus palabras hermosas, porque son semejantes a piedras preciosas. Cuanto más profunda sea la investigación que se haga en ellas, tanto más nueva y más espléndida será la luz reflejada por las mismas.

Cuanto más estudiemos la Palabra con corazón sencillo y confiado, más comprenderemos la senda por la que debemos andar a fin de alcanzar el Paraíso de Dios. Recibimos vida de Cristo mediante el estudio de su Palabra. “En él estaba la vida”; vida original, no prestada. Es la fuente de vida. Recibimos vida del Salvador, quien la vuelve a tomar. La vida que nos ha sido dada por Dios debiera ser utilizada de la mejor manera, porque como instrumentos humanos estamos formando nuestro propio destino. Necesitamos escoger sabiamente para asociarnos con quienes nos capacitarán mejor, en cuerpo, alma y espíritu, para alcanzar el país futuro, el celestial. Al elegir compañeros no debiéramos colocamos bajo influencias que pudieran ser de algún modo desfavorables en la formación de los principios puros y correctos, porque necesitamos toda la ayuda que podamos obtener a fin de que en nuestras asociaciones podamos desarrollar caracteres de acuerdo con la semejanza de Cristo.

Cristo dice: “Al que venciere, le daré que se siente conmigo en mi trono, así como yo he vencido, y me he sentado con mi Padre en su trono”. Apocalipsis 3:21. Hay tentaciones que debemos enfrentar. Si cedemos a ellas estaremos del lado perdedor, y al experimentar la derrota vez tras vez, llega a ser un hábito hacer lo erróneo en lugar de hacer lo correcto. De esta manera revelamos que hemos escogido desarrollar los principios y atributos de Satanás más bien que los principios y atributos de Jesucristo… Un cristiano no escogerá como objeto de sus afectos a quien, con su conducta, menosprecie a Jesucristo crucificando diariamente al Hijo de Dios y exponiéndolo al vituperio. Con sus acciones y conversación los tales revelan que no tienen respeto por quien dio su vida por la vida de la humanidad y soportó la pobreza y la tentación, fue abnegado y se sacrificó por ellos.

Durante toda su vida terrenal fue menospreciado y se lo comprendió mal, aun entre los miembros de su propia familia. Satanás estaba constantemente sugiriendo a sus hermanos, los hijos de José, críticas acerca de quien parecía tan distinto a ellos. Rehusó cada invitación al mal, porque no se lo podía persuadir a que aceptara hacer lo malo o a desviarse en lo más mínimo del “escrito está”. Parecía tener la Escritura atesorada en el corazón y la mente. Rara vez reprendió la conducta de sus hermanos, pero siempre tuvo una palabra de Dios para decirles: “Escrito está”.—Manuscrito 2 del 9 de febrero de 1896, sin título. (Alza tus Ojos – 9 de Febrero).


Cita 2

Compañero soy yo de todos los que te temieren y guardaren tus mandamientos. Salmos 119:63.

“Satanás obtiene su mayor éxito, en lo que se refiere a hacer pecar a los cristianos cuando logra inducirlos a que se relacionen con los impíos y participen en sus diversiones…. Los que siguen a Cristo deben separarse de los pecadores y buscar su compañía tan sólo cuando haya oportunidad de beneficiarlos. No podemos ser demasiado firmes en la decisión de evitar la compañía de aquellos cuya influencia tiende a alejarnos de Dios. Mientras oramos: ‘No nos dejes caer en tentación,’ debemos evitar la tentación en todo lo posible.”—Historia de los Patriarcas y Profetas, 490.


Cita 3

“Podemos negarnos a ser corrompidos, y colocarnos donde las malas compañías no pueden dañar nuestro corazón. Individualmente los jóvenes deberían buscar la relación de aquellos que con paso firme avanzan trabajosamente hacia el cielo.”—Mensajes para los Jóvenes, 421.


Cita 4

“El buscar la amistad es un deseo natural. Cada uno hallará amigos o los hará, y la influencia que los amigos ejerzan unos sobre otros, para bien o para mal, estará en proporción con la firmeza de la amistad…. —(La Fe por la Cual Vivo 236.4)


Cita 5

“Los jóvenes pueden hacer de su relación con otros una bendición o una maldición. Pueden estimularse, ayudarse y fortalecerse mutuamente, perfeccionando su conducta, disposición y conocimiento; o pueden ejercer sólo una influencia desmoralizadora por medio de su negligencia e infidelidad.”—Testimonies for the Church 4:587, 655.


Cita 6

“Cuando estamos en compañía de aquellos que se permiten una conversación frívola, es nuestro deber cambiar, si es posible, el tema. Con la ayuda de la gracia de Dios debiéramos tranquilamente dejar caer una palabra o introducir un tema que cambie el giro de la conversación hacia un cauce provechoso.”—Sketches From de Life of Paul, 308.


Cita 7

“No permitáis que ninguna diversión o la compañía de otros se interponga entre vosotros y Jesús, vuestro mejor amigo…. Cuando sintáis la inclinación natural de satisfacer algún deseo egoísta, tomad al Señor por vuestro consejero y preguntaos: ‘¿Agradará esto a Jesús? ¿Aumentará esto mi amor hacia mi mejor Amigo? ¿Entristecerá esta acción mía al amado Salvador? ¿Me separará de su compañía? ¿Me acompañará Jesús a este lugar de diversión donde todo será liviandad y regocijo, donde no se ofrecerá nada de carácter religioso, nada serio, ningún pensamiento acerca de las cosas de Dios?’”—The Youth’s Instructor, 19 de Julio de 1894.


 

*Las citas de este libro se actualizan constantemente

 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s