Rebautismo

Cita 1

Ahora pues, ¿por qué te detienes? Levántate, y bautízate, y lava tus pecados, invocando su nombre. Hechos 22:16.

“Hay muchos hoy en día que inconscientemente han violado uno de los preceptos de la ley de Dios. Cuando el entendimiento ha sido iluminado y las exigencias del cuarto mandamiento son presentadas con fuerza ante la conciencia, se ven a sí mismos como pecadores ante la vista de Dios. ‘El pecado es transgresión de la ley’ y ‘cualquiera que hubiere guardado toda la ley, y ofendiere en un punto, es hecho culpado de todos.’ “El honesto buscador de la verdad no presentará la ignorancia de la ley como una excusa para la transgresión. La luz estaba a su alcance. La Palabra de Dios es sencilla, y Cristo ha ordenado escudriñar las Escrituras. Reverencia la ley de Dios como santa, justa y buena, y se arrepiente de su transgresión. Por fe, reclama la sangre expiatoria de Cristo y se ase de la promesa del perdón. Su primer bautismo no le satisface ahora. Se ha visto pecador, condenado por la ley de Dios. Ha experimentado de nuevo la muerte al pecado, y desea ser sepultado otra vez con Cristo por medio del bautismo, para poder levantarse y andar en novedad de vida. Una conducta tal se halla en armonía con el ejemplo de Pablo al bautizar a los conversos judíos. Ese incidente fue registrado por el Espíritu Santo como una lección instructiva para la iglesia.”—Evangelismo, 269, 270.


Cita 2

“Este es un tema acerca del cual cada individuo debe decidir concienzudamente en el temor de Dios…. El deber de instar no pertenece a nadie sino a Dios; dad a Dios una oportunidad de obrar con su Santo Espíritu … de manera que el individuo se convenza perfectamente y esté satisfecho de dar este paso avanzado.”—Ibid. 271.


Cita 3

“Hay muchos hoy en día que inconscientemente han violado uno de los preceptos de la ley de Dios. Cuando el entendimiento ha sido iluminado y las exigencias del cuarto mandamiento son presentadas con fuerza ante la conciencia, se ven a sí mismos como pecadores ante la vista de Dios. ‘El pecado es transgresión de la ley’ y ‘cualquiera que hubiere guardado toda la ley, y ofendiere en un punto, es hecho culpado de todos.’ FV 150.2 {La Fe por la cual Vivo}


Cita 4

“El honesto buscador de la verdad no presentará la ignorancia de la ley como una excusa para la transgresión. La luz estaba a su alcance. La Palabra de Dios es sencilla, y Cristo ha ordenado escudriñar las Escrituras. Reverencia la ley de Dios como santa, justa y buena, y se arrepiente de su transgresión. Por fe, reclama la sangre expiatoria de Cristo y se ase de la promesa del perdón. Su primer bautismo no le satisface ahora. Se ha visto pecador, condenado por la ley de Dios. Ha experimentado de nuevo la muerte al pecado, y desea ser sepultado otra vez con Cristo por medio del bautismo, para poder levantarse y andar en novedad de vida. Una conducta tal se halla en armonía con el ejemplo de Pablo al bautizar a los conversos judíos. Ese incidente fue registrado por el Espíritu Santo como una lección instructiva para la iglesia.”—Evangelismo, 269, 270.


Cita 5

“Este es un tema acerca del cual cada individuo debe decidir concienzudamente en el temor de Dios…. El deber de instar no pertenece a nadie sino a Dios; dad a Dios una oportunidad de obrar con su Santo Espíritu … de manera que el individuo se convenza perfectamente y esté satisfecho de dar este paso avanzado.”—Evangelismo, 271.


*Las citas de este libro se actualizan constantemente

Un comentario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s